Vic, la consigna independentista de cada día

El Ayuntamiento de Vic (Barcelona), gobernado por el PDeCAT, emite desde hace unos dos meses por megafonía un mensaje de apoyo a los políticos presos y en el extranjero en el que se recuerda además a la ciudadanía que “no se desvíe del objetivo de la independencia”.

Cada día a las 8 de la tarde, según se puede ver en la grabación facilitada por el diario EL MUNDO, el consistorio emite un intenso repique de campanas seguido del siguiente mensaje de voz: “No normalicemos una situación de excepcionalidad y de urgencia nacional. Recordemos cada día que aún hay presos políticos y exiliados. No nos desviemos de nuestro objetivo, la independencia de Cataluña”.

Fuentes del Ayuntamiento de Vic consultadas por Efe han explicado que las campanas suenan “en momentos puntuales” del día “en recuerdo de los presos políticos y exiliados” y que la decisión de emitir por la megafonía municipal este mensaje ha sido consensuada por el consistorio, las entidades independentistas ANC y Òmnium y los denominados Comités de Defensa de la República (CDR).

Vic, uno de los feudos del independentismo, es la capital de la comarca de Osona y su alcaldesa es Anna Erra. El pasado mes de junio, el consistorio denegó a Ciudadanos un permiso para organizar un acto en la vía pública. Aún así, Inés Arrimadas visitó la localidad y paseó por sus calles, donde fue abucheada por un centenar de manifestantes independentistas.

EL GOVERN Y LOS PARTIDOS CARGAN CONTRA CIUDADANOS POR AVIVAR LA “CONFRONTACIÓN”

El Govern de Cataluña y los partidos han cargado hoy contra Cs por avivar la “confrontación” en la polémica de los lazos amarillos en el espacio público, pero la formación naranja se mantiene firme y ha pedido amparo al Defensor del Pueblo por la situación de “indefensión de muchísimos catalanes”.

Un día después de que el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y la líder en Cataluña, Inés Arrimadas, se implicasen personalmente en la campaña de retirada de lazos amarillos en Alella (Barcelona) y de los incidentes ocurridos en la concentración convocada por este partido, las críticas hacia la formación naranja han arreciado.

Desde Vilafranca del Penedès (Barcelona), el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha acusado a Ciudadanos de sentirse “cómodo” cuando “hay tensión en la calle” y ha apelado a la responsabilidad de sus dirigentes para no poner “en riesgo la paz social” y la “convivencia” por un “puñado de votos”. El vicepresidente catalán ha emplazado a Ciudadanos a abandonar la “estrategia de la confrontación” y a apostar por el diálogo y la negociación política.

Más contundente, aunque sin citar explícitamente a Cs, ha sido el portavoz adjunto de Junts per Catalunya (JxC), Eduard Pujol, quien ha reclamado “un ejercicio de responsabilidad” a todos aquellos dirigentes que “juegan, que son absolutamente unos pirómanos, que cogen una cerilla el mes de agosto y deciden pasearse de manera imprudente con los riesgos que ello comporta”, en clara referencia a los líderes de Cs.

El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, ha insinuado que “alguien puede estar interesado” en que la tensión en Cataluña vaya “in crescendo” y que haya “algún accidente” para “dinamitar” el proceso soberanista.

En paralelo, Ciudadanos se mantiene firme en su actitud de denuncia de la exhibición de lazos amarillos en instituciones y espacios públicos, y Inés Arrimadas ha presentado una queja ante el Defensor del Pueblo por la sensación de “desamparo y de indefensión de muchísimos catalanes” ante la “intolerable” vulneración de sus derechos y libertades. Arrimadas ha advertido de que no va a aceptar que se “criminalice” a quienes retiran lazos amarillos, y ha replicado a los independentistas que ellos “han roto la convivencia”.

En el escrito presentado ante el Defensor del Pueblo, la formación naranja afirma que, cuando una administración como la Generalitat rompe con la neutralidad y “oficializa una ideología con la ocupación simbólica del espacio público, se quiebra el ámbito de la convivencia” y, a renglón seguido, añade: “Es lógico que aparezcan casos de violencia”.

En este escenario y ante el cruce de acusaciones por ambas partes, el secretario de Organización del PSC, Salvador Illa, ha lamentado que algunos partidos no contribuyan a un clima de sensatez, aunque sin citar a ninguno.
Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: