Trump golpea a Turquía con nuevos aranceles y la lira sufre su mayor desplome en trece años

Estados Unidos ha doblado los aranceles al acero y al aluminio de Turquía, hasta el 50% y el 20% respectivamente, lo que ha ahondado el desplome de la lira, que este viernes ha sufrido su mayor caída en trece años.

La tendencia a la baja de la moneda turca, que ha llegado a perder en la jornada un 18% de su valor frente al euro y un 17,2% frente al dólar, se inició en 2013, se aceleró en el último año y el lunes pasado cruzó la barrera psicológica de cambiarse a seis liras por un euro.

Este viernes ha superado las siete liras por euro y en su peor momento ha llegado hasta las 7,8 unidades por euro y 6,8 por dólar, las cotizaciones más bajas desde su reforma en 2005.

“La lira turca se deprecia rápidamente contra nuestro fuerte dólar. Los aranceles al aluminio ahora serán del 20% y al acero del 50%. ¡Nuestras relaciones con Turquía no son buenas en este momento!”, ha escrito el presidente estadounidense, Donald Trump, en su cuenta oficial de Twitter.

Los expertos atribuyen la depreciación de la moneda turca a la fragilidad de la economía del país, basada sobre todo en el consumo interno, con un alto déficit comercial y necesitada de inversiones extranjeras, además de a la negativa de las autoridades turcas a aumentar los tipos de interés.

Además, el Gobierno de EE.UU. anunció hace una semana la imposición de sanciones económicas contra los ministros de Justicia, Abdülhamit Gül, y de Interior, Suleyman Soylu, por su papel en el arresto del pastor protestante estadounidense Andrew Brunson, detenido en Turquía hace dos años bajo acusaciones diversas de vínculos terroristas.

La Fiscalía turca pide hasta 20 años de cárcel para el pastor estadounidense al considerar que tiene lazos con el proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), la guerrilla secesionistas kurda de Turquía, y que está vinculado también con la red del predicador islamista Fethullah Gülen, exiliado en EE.UU., al que Ankara achaca el fallido golpe de Estado de 2016.

Turquía se ha negado a liberar al religioso, aunque a finales de julio lo trasladó a arresto domiciliario, y una delegación del Ministerio de Exteriores turco, que regresó este viernes de EE.UU. tras dos días de entrevistas, tampoco consiguió negociar un acuerdo.
Erdogan pide a los turcos que cambien dólares para frenar la caída de la lira

Por su parte, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha vuelto a pedir a la ciudadanía que cambien “los dólares y el oro que tengan bajo el colchón” para frenar la caída de la lira.

“Ellos tienen sus dólares, nosotros tenemos nuestro pueblo, nuestra verdad y nuestro Dios”, ha llegado a asegurar el presidente del país, en referencia a la creciente tensión económica y diplomática con Estados Unidos.

“No teníamos problemas económicos reales, pero fuimos blanco de ondas financieras inestables artificiales”, ha dicho Erdogan durante un discurso público en la provincia de Bayburt, en el este de Anatolia, transmitido en directo por la cadena NTV.

“No perderemos esta guerra económica. El dólar no puede cortarnos el camino. Responderemos con nuestra moneda nacional. Debemos cambiar por liras los dólares y el oro que tengamos bajo el colchón”.

El mandatario ha repetido así una sugerencia realizada por primera vez en diciembre de 2016 para controlar la pérdida de valor de la moneda turca, y que desde otoño pasado viene repitiendo con frecuencia, sin surtir efecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *