Torra pide al rey una reunión este viernes para exponerle la situación que se vive en Cataluña

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha pedido este miércoles al rey una reunión este viernes, aprovechando la visita del monarca a Tarragona para la inauguración de los Juegos Mediterráneos, para exponerle la situación que se vive en Cataluña y para explicarle “cómo se siente una gran parte del pueblo” catalán.

Así lo plantea Torra en la posdata de una carta enviada al monarca, firmada conjuntamente con los expresidentes de la Generalitat Carles Puigdemont y Artur Mas: “Hemos de hablar. He de poder explicaros todo lo que hemos escrito con los presidentes Mas y Puigdemont en la carta precedente. Es, para mí, en mi condición de presidente de Cataluña, un deber moral”, dice en la carta.

“No os pido que renunciéis a nada sino que os amparéis en la lectura más abierta y democrática de la Constitución y en el rol que se le confiere al jefe del Estado”, continúa diciendo Torra en la posdata, firmada solamente por él.

Fuentes del Gobierno han asegurado, según recoge Efe, que han recibido la carta de Torra trasladada por Zarzuela, de acuerdo con lo que dispone el artículo 64.1 de la Constitución, pero han señalado que lo único que preparan es una próxima entrevista de Sánchez con el presidente de la Generalitat en el Palacio de la Moncloa, que tendrá lugar el próximo 9 de julio, en el marco de las reuniones que va a iniciar con todos los presidentes autonómicos.

Torra, por su parte, tras conocer que el Ejecutivo solo trabaja en la reunión con el presidente del Gobierno, ha reprochado a Sánchez que “no autorice” su reunión con el rey este viernes en Tarragona y ha cuestionado la voluntad de “diálogo” del Estado.
“Reparar y recoser”

El presidente de la Generalitat, Quim Torra ha anunciado el envío de la misiva al rey durante la primera sesión de control al Govern en el Parlament, en respuesta a una pregunta del portavoz de JxCat, Albert Batet. Sin embargo, no ha desvelado ni en la carta ni en su intervención ante el Pleno si este viernes piensa acudir a la inauguración de los Juegos Mediterráneos de Tarragona, a la que sí irá Felipe VI.

En su carta conjunta, Torra, Puigdemont y Mas destacan que la ceremonia de inauguración de los Juegos Mediterráneos este viernes en Tarragona representa una “oportunidad” para, dicen, “reparar y recoser aquello que la violencia, la represión y la persecución contra el referéndum del 1 de octubre provocaron”.

La carta empieza asegurando que en 1990 el rey dijo “Cataluña es la que los catalanes quieren que sea”, y el texto pide que esas consideraciones se hagan efectivas ahora a través de una negociación, un diálogo y una votación.

“Entended, Señor, que el 1 de octubre es y será un día muy especial para la mayoría de los catalanes. Aprovechad este momento y no dejéis perder la ocasión”, señalan, con voluntad de “abrir una etapa de diálogo, negociación, reconocimiento, respeto democrático, modernidad institucional y respeto por los derechos civiles y políticos y las libertades fundamentales”.

A su juicio, “hay que abrir una etapa de negociación que acabe dando la palabra a la ciudadanía de Cataluña”, porque “ningún demócrata se puede oponer a dar voz a la gente”.
Los agravios, según Torra, Puigdemont y Mas

Torra y sus antecesores en el cargo critican en la carta el discurso que hizo el monarca el 3 de octubre contra los planes independentistas del Govern de entonces y alegan que aquel discurso de Felipe VI abrió una “herida considerable” en la sociedad catalana que aún no ha cicatrizado, pues afirman que el rey abandonó el papel de neutralidad que debería caracterizarle: “El rey de España dejó de ser el rey de muchos catalanes”, ha advertido.

Además, aprovechan la misiva para listar agravios que consideran que padece Cataluña; entre ellos, la existencia de “presos políticos y exiliados”, para los que piden volver a su casa sin represalias.

También consideran que hay una regresión generalizada en España que no se limita a los soberanistas, sino a músicos como Valtònyc, “condenado a cárcel por la letra de una de sus canciones”.

“Es una carta que preferiríamos no haber tenido que escribir”, aseguran los tres, que también lamentan que el Parlament, tras las elecciones del 21-D, no ha podido investir a quien ha querido, en alusión al expresidente Puigdemont.

El pasado 1-O, señala también la misiva, hubo una “violencia policial desmedida e inaceptable contra ciudadanos que querían expresar pacíficamente su voto” y, posteriormente, afirman, se produjo un “atentado democrático contra las instituciones catalanas” con la destitución del Govern de Puigdemont con el artículo 155 de la Constitución.

En la misiva, se reafirman en su voluntad de “implementar el mandato popular por vías pacíficas y democráticas, y priorizando el acuerdo con el Gobierno español”, por lo que piden al rey que “escuche este clamor democrático” y actúe como un jefe de un Estado que “respete las voluntades de los ciudadanos expresadas en las urnas”, por lo que apelan a su función de “arbitrar y moderar entre poderes del Estado”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: