Tercer encierro rápido con huecos entre los toros de Cebada Gago

El tercer encierro de los Sanfermines 2018 ha sido rápido con huecos entre los temibles toros de la ganadería gaditana Cebada Gago que corren muy pegados al suelo y han dejado cuatro heridos por traumatismos y contusiones. Se han visto buenas carreras pero también los mozos han sufrido caídas y pisotones.

Ha sido el primer encierro de estas fiestas con el suelo seco lo que ha permitido el encierro más rápido hasta el momento, con los astados completando el recorrido de los corrales del gas a la plaza de toros en 2 minutos y 33 segundos.

La manada ha ido estirandose a medida que transcurría la carrera, aunque cuatro toros se han mantenido con los cabestros, mientras que los dos últimos han corrido separados dando emoción al encierro.

El subdirector del Complejo Hospitalario de Navarra, Tomás Belzunegui, ha indicado que de los cuatro heridos trasladados, un norteamericano de Alaska de 30 años ha sufrido un traumatismo craneal en la calle Mercaderes. A pie de calle ha perdido la consciencia a consecuencia del golpe pero ha llegado consciente. También ha resultado herida una mujer en el tramo de Telefónica con una deformidad en el brazo.

Una joven junto a un toro de la ganadería gaditana de Cebada Gago durante el tercer encierro de los Sanfermines 2018 que ha tenido momentos de peligro por las caídas tanto de los astados como de los corredores, pero sin heridos por asta.

Es una divisa clásica en las calles de Pamplona que este lunes llega a su trigésima participación. En general, los animales muestran defensas astifinas y capas de lo más diversas ya que se pueden observar desde los negros a los ensabanados pasando por salineros, sardos o colorados. Los toros de esta ganadería son cortos de manos, bajos de agujas y ligeros de peso. Los que corren esta mañana oscilan entre los 495 kilos de Muchacho o Divertido y los 545 kilos de Pesadilla.

Los matadores Octavio Chacón, Luis Bolívar y Juan del Álamo lidiarán esta tarde en la arena pamplonesa los astados que han corrido este tercer encierro.

Los Cebada Gago fueron los primeros en salir en 2017, y protagonizaron un encierro limpio, que no llegó a los tres minutos, pero complicado y peligroso, con tres mozos heridos por asta de toro, uno grave de origen navarro con una contusión en la cabeza y heridas en el muslo y en la frente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: