Sexto encierro emocionante con toros de Victoriano del Río


El sexto encierro de los Sanfermines 2018 ha sido emocionante y limpio con toros de Victoriano del Río y bajo una llovizna que ha comenzado poco antes del lanzamiento del cohete. Los astados han completado el recorrido en 2 minutos y 20 segundos.

La manada ha salido unida por la cuesta de Santo Domingo pero enseguida se ha quedado rezagado Jabaleño, un hermoso ejemplar castaño claro. Uno de los toros ha resbalado en el Ayuntamiento pero se han vuelto a juntar en la curva de Mercaderes. A lo largo de la calle Estafeta dos toros negros se han adelantado permitiendo vistosas carreras a los mozos.

Los toros de la ganadería madrileña tienen gran presencia, son serios en los encierros de San Fermín y su origen es Domecq. Estos astados están habituados a los tauródromos o correderos de la finca de Guadalix de la Sierra, una preparación que implica capacidad potencia y rapidez. Los Victoriano del Río son animales nobles, de media dejan un herido por asta de toro cada dos encierros.

Los toros que han corrido este sexto encierro oscilan entre los 510 kilos de Emplumado o Ebanista y los 610 de Beato y serán lidiados esta tarde por los matadores Pepín Liria, El Juli y Ginés Marín en la arena del ruedo pamplonés.

El encierro del año pasado fue tan veloz (2:16 minutos) como accidentado, con gran número de caídas aunque no por embestidas, ya que la manada salió de los corrales muy unida, como es habitual en estos toros. Los toros se adelantaron a los cabestros y en una formación casi de flecha, brindaron un final de carrera espectacular y a un ritmo vertiginoso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *