Muere un ertzaina tras los enfrentamientos entre radicales del Athletic y el Spartak. Tremendas imágenes.

Un ertzaina ha fallecido esta noche en el Hospital de Basurto tras sufrir un infarto durante los enfrentamientos que se han producido cerca del estadio de San Mamés antes del partido de Europa League entre el Athletic de Bilbao y el Spartak de Moscú, según han informado a Efe fuentes policiales.

El fallecido es Inocencio Arias García, de 51 años y natural de Ermua (Bizkaia), que pertenecía a la novena promoción de la Ertzaintza.

El agente ingresó en el Hospital de Basurto con parada cardiorrespiratoria, después de intentar reanimarle durante más de una hora, y no presentaba ningún traumatismo. Así se indica en el parte médico hecho público por el Hospital Universitario de Basurto.

Inocencio se desplomó durante la intervención policial que se produjo cuando se enfrentaron los hinchas de ambos equipos en la explanada del estadio de San Mamés, y momentos después de que una bengala lanzada por un aficionado ruso cayera junto a él, según pudo presenciar Efe en el lugar del suceso.

Las mismas fuentes policiales han señalado que los enfrentamientos se iniciaron cuando varios centenares de hinchas rusos llegaban a las inmediaciones del estadio escoltados por ocho furgones de la Ertzaintza y fueron recibidos con el lanzamiento de botellas y otros objetos por parte de aficionados radicales del Athletic.

Previamente, la policía vasca había requisado a los aficionados locales materiales como palos, barras extensibles y puños de hierro.

Una vez iniciado el partido, los hinchas rusos han continuado encendiendo y lanzando bengalas en el interior del estadio. En los enfrentamientos también se ha registrado al menos seis heridos, dos de ellos aficionados rusos.
Los enfrentamientos han dejado seis heridos

El Hospital Universitario de Basurto había atendido hasta las 23:00 horas a seis pacientes, dos de ellos aficionados rusos, con heridas de diversa consideración.

Uno de los varones rusos sufre un traumatismo craneoencefálico leve y permanece ingresado a la espera de su evolución, mientras que su compatriota tiene un traumatismo en un brazo con una fractura en el codo, pero no quiso ser ingresado, por lo que se le dio de alta para ser tratado en su país.

Otro hombre fue atendido por un traumatismo craneoencefálico y una herida en el cráneo que se le suturó, y fue dado de alta voluntaria en contra del criterio médico.

Tres pacientes más permanecen en Urgencias del Hospital de Basurto pendientes de diversas pruebas por traumatismo.

Por estos incidentes han sido detenidos nueve personas: cinco del País Vasco, tres rusos aficionados radicales del Spartak y un polaco. El ambiente en San Mamés estaba enrarecido por la violencia de los sucesos acaecidos y la tragedia de la muerte del agente, pero el partido no fue suspendido.
Partido de alto riesgo

El dispositivo de la Ertzaintza establecido para este partido, catalogado “de alto riesgo”, incluía 500 ertzainas, 100 policías municipales y 200 agentes de seguridad privada contratados por el club de fútbol.

La directiva del Spartak de Moscú había solicitado las 2.500 entradas previstas por la normativa UEFA para este encuentro, pero han sido más los seguidores que se han trasladado a Bilbao, ya que varios centenares se han desplazado desde diferentes lugares de la península en los que residen habitualmente, especialmente el levante y el sur.

La Policía de Moscú ha colaborado también para difundir entre los seguidores del Spartak los consejos de seguridad transmitidos por la Ertzaintza, incluidas las rutas por las que deberán acceder a San Mamés.

La previsión de incidentes por la radicalidad de los aficionados rusos llevó además a retrasar una manifestación convocada por los sindicatos con representación en los centros de enseñanza de iniciativa social, a petición de la Policía Municipal de la capital vizcaína.
Condolencias dentro y fuera del mundo del fútbol

El lehendakari, Iñigo Urkullu, el fallecimiento de este ertzaina en acto de servicio, y ha mostrado mediante un mensaje en Twitter sus condolencias a sus familiares y allegados, así como a la propia Ertzaintza en su conjunto y la condena “más absoluta” por la provocación y los actos violentos cometidos, así como la solidaridad con la Ertzaintza y el respaldo a su actuación “proporcionada”.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, también ha transmitido sus condolencias a la familia y compañeros el agente fallecido, así como su condena enérgica a los incidentes violentos, en un mensaje que él mismo firma en Twitter.

En el mismo sentido se ha expresado el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido. “Mi más sentido pésame a la familia y compañeros del agente de la Ertzaintza fallecido esta noche en Bilbao. Descanse en paz”, ha escrito el titular de Interior en su cuenta de Twitter.

También la Policía Nacional se ha sumado a estas condolencias y ha trasladado un “abrazo” y “cariño” a la familia y los compañeros del agente. “No a la violencia, las agresiones y la barbarie en el deporte”, ha añadido en su mensaje.

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) también ha manifestado sus condolencias por la muerte del agente Arias García, a la vez que ha expresado su “más rotunda condena de todo tipo de manifestaciones violentas por parte de grupos de hinchas que utilizan los acontecimientos deportivos para provocar incidentes y disturbios”.

También ha pedido que el próximo fin de semana se guarde un minuto de silencio en todos los estadios donde se celebren competiciones oficiales.

Asimismo, la UEFA ha enviado sus condolencias a la familia del ertzaina y ha condenado “rotundamente” los “episodios violentos” ocurridos en Bilbao, sobre los que ha pedido información a las autoridades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *