Miles de jubilados cortan el acceso al Congreso para reclamar pensiones “dignas”

La Carrera de San Jerónimo ha vuelto a la normalidad este mediodía después de la concentración de pensionistas que ha bloqueado durante más de dos horas el acceso al Congreso de los Diputados. A partir de la una de la tarde, los congregados han ido abandonando la zona mientras los agentes de la Policía iban avanzando para permitir que se restableciera el tránsito de vehículos.

Miles de jubilados contra “las pensiones de miseria” han cortado unas horas la Carrera de San Jerónimo en Madrid cerrando así el acceso al Congreso de los Diputados desde la Plaza de Neptuno hasta la calle Cedaceros. Un objetivo que en su día no lograron los manifestantes del movimiento 15M. Los pensionistas han llegado hasta la misma puerta de los Leones después de traspasar el cordón policial.

La concentración ha sido organizada por la coordinadora estatal por la defensa del sistema público de pensiones en 81 ciudades de toda España. En Madrid, la asistencia se cifra entre 3.000 y 4.000 personas, según algunas estimaciones policiales.

Una delegación de las entidades organizadoras de la concentración, entre los que se encuentran los sindicatos CC.OO. y UGT, ha registrado en el Congreso un escrito en el que demandan “romper el bloqueo político de PP y Ciudadanos” para cambiar la actual legislación de pensiones.

Así, según ha informado un portavoz de los organizadores, reclaman que los incrementos de las pensiones cubra la subida de los precios y que los Presupuestos Generales del Estado incluyan partidas para asegurar la financiación de la Seguridad Social.

“Pueblo de Madrid, movilízate, a estos sinvergüenzas hay que pararles los pies”, “Queremos nuestras pensiones, no ladrones” o “¡Qué vergüenza, nos roban las pensiones!”, son algunas de las consignas que han gritado los manifestantes en la Plaza de las Cortes, justo frente a la Puerta de Los Leones del Congreso.

“`Qué vergüenza, qué vergüenza! Nos roban las pensiones y también la dependencia!”, también han coreado los manifestantes, que han dedicado proclamas contra la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez; la presidenta de la comisión del Pacto de Toledo, Celia Villalobos; o el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.
UGT anuncia un calendario sostenido de movilizaciones

Entre quienes secundaban la manifestación estaba Mari Carmen Barrera, secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT, quien ha confirmado que habrá un calendario sostenido de movilizaciones que irá creciendo con protestas cada quince días, la dos próximas el 1 y el 15 de marzo.

“Ya comenzamos en septiembre con las marchas por pensiones dignas, estamos implicados a tope y si el Gobierno no retira la reforma de las pensiones de 2013 llegaremos a donde tengamos que llegar y probablemente si se dan las circunstancias a la máxima movilización”, ha advertido.

La dirigente de UGT avanza también “acciones en todo tipo en el Parlamento y de índole jurídica si procede” contra lo que considera una “malísima y dañina reforma de las pensiones”.

“La indignación de los pensionistas está creciendo, ayer mismo el presidente decía que él se dedicaba a gobernar y que subir pensiones era solo un buen propósito cuando hay cinco millones pensionistas en el umbral de la pobreza”, ha denunciado.
Algunos diputados se han unido a la protesta

A la protesta se han unido algunos diputados para mostrar su apoyo a las demandas de los pensionistas, entre ello Alberto Garzón de Izquierda Unida, demás de Íñigo Errejón de Podemos, con quien los jubilados han coreado gritos de “Sí se puede”.

“Cuando los pensionistas están reclamando pensiones dignas, no defienden sólo lo suyo, defienden las pensiones que van a quedar a nuestra generación”, ha asegurado Errejón tras defender que para rescatar las pensiones de los abuelos hay que proteger los salarios y contratos de los nietos.

Según el dirigente de Podemos, sólo se podrán “garantizar las pensiones con unas condiciones laborales dignas” para quienes hoy están en edad de trabajar.

También se han sumado a la protesta el diputado del PSOE Rafael Simancas, quien ha sido increpado por algunos de los concentrados que le gritaban “perros con el mismo collar”.

Simancas le ha restado importancia a estas críticas que atribuye a un grupo de militantes de Podemos que “actúan en función de su afiliación” y siguiendo “las consignas” que les da su organización. Frente a ello, ha defendido que el PSOE “es el partido de los pensionistas” y que son PP y Cs quienes bloquean ahora en el Congreso que sean dignificadas.

Para Simancas, la protesta está más que justificada: “Tienen toda la razón del mundo, llevan toda la vida trabajando y ahorrando y ahora el PP y Cs están impidiendo que suban las pensiones al menos lo que sube el coste de la vida. Se está empobreciendo y robando a los pensionistas”, ha asegurado.

Preguntada por la concentración, también la portavoz socialista en el Congreso, Margarita Robles, ha recordado a los periodistas que su grupo ha hecho “bandera” de la lucha por las pensiones esta legislatura, pero ha lamentado que la “entente” entre PP y Cs esté frenando cualquier avance.

La protesta ha motivado un aumento del despliegue policial en los alrededores de la Cámara Baja, y se ha cerrado el acceso por la Carrera de San Jerónimo, por lo que los diputados que a esta hora quieren abandonar el edificio tienen que hacerlo por la parte trasera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *