Los taxistas se concentran en la Puerta del Sol después de cortar la Castellana y manifestarse frente a la sede del PP

Más de un millar de taxistas se han concentrado este lunes por la tarde en la Puerta del Sol, frente a la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional, para exigir una regulación de los vehículos de alquiler con conductor (VTC) en su octavo día de huelga indefinida.

Los participantes en la protesta han pedido la dimisión del presidente regional, Ángel Garrido, y han coreado consignas como “Ni un paso atrás”, “Somos taxistas, no terroristas”, “En esta historia, hay puertas giratorias” o “Más regulación, menos corrupción”.

En la concentración han ondeado banderas de distintas regiones como Andalucía, Asturias, el País Vasco o la Comunidad Valenciana, desde las que se han desplazado taxistas para apoyar las movilizaciones de sus compañeros en Madrid.

Junto al kilómetro cero de las carreteras nacionales radiales, los taxistas también han tocado pitos y bocinas y han tirado petardos y bengalas.

Los taxistas mantienen las movilizaciones después de que la Policía les haya desalojado del Paseo de la Castellana esta mañana. Pasada la una de la tarde, los manifestantes han finalizado su protesta en la sede del PP y se reorganizan en la terminal 4 del aeropuerto de Barajas antes de volver al centro.

En la calle Génova, han protestado ante la sede del PP por la gestión del presidente de la Comunidad de Madrid, al grito de “Garrido, dimisión” y políticos “corruptos”. Por si no se da por enterado, esta tarde a las cinco llevan la protesta hasta la sede del gobierno regional, en la puerta del Sol.

Durante las dos horas de manifestación, se ha podido ver a un taxista quemar con un mechero su carné de afiliado al Partido Popular, se han lanzado huevos y una mujer ha sufrido una crisis de ansiedad.

El proceso de desalojar a los taxistas de la Castellana ha durado más de tres horas ya que los taxis colapsaban dos kilómetros de vía y se ha producido algún encontronazo con el dispositivo policial. Emergencias Madrid ha atendido a ocho personas (siete manifestantes y un agente). El policía y uno de los huelguista han sido trasladados con heridas leves a sendos hospitales. Varias grúas se han llevado algunos vehículos en la zona de Gregorio Marañón.

El portavoz del comité de huelga, Saúl Crespo, denuncia que la Comunidad de Madrid se ha retirado de forma “unilateral” de la mesa de negociaciones y mantiene su reivindicación de regular por ley la precontratación con un margen de 15 minutos. Sostiene que un radio de 300 metros “no es serio” porque un coche recorre esa distancia en cuatro segundos.

Por su parte, los conductores de VTC, que se reúnen esta tarde con el delegado del Gobierno en Madrid, se van a manifestar este martes en la sede central de Podemos, bajo el lema “Somos trabajadores, no multinacionales”, con el objetivo de visibilizar que “son trabajadores que cotizan en España y quieren seguir trabajando sin miedo”.

El delegado del Gobierno garantiza la movilidad

El corte de la Castellana no contaba con la autorización del delegado del Gobierno, José Manuel Rodríguez Uribes, cuya actuación está siendo cuestionada por el presidente madrileño. El delegado ha garantizado la movilidad y los derechos de los ciudadanos y ha subrayado que el “legítimo derecho” a la huelga no incluye el “colapso” de Madrid.

Ha respondido a Garrido que “debería ocuparse menos de lo que debemos hacer los demás y más de cumplir con su obligación de trabajar para regular el conflicto entre taxis y VTC”. El presidente regional le ha contestado en la Cope que los taxistas llevan aparcados en el paseo de la Castellana dos noches, no una, y que “nadie ha hecho nada” hasta esta mañana.

Desde el Ayuntamiento de Madrid, instan a la CAM a “negociar de forma urgente” para resolver el conflicto de los taxistas e insisten en que el consistorio “intentó mediar y buscar un planteamiento que pudiera ayudar” a desconvocar la huelga.

El presidente del PP, Pablo Casado, presentará una iniciativa en el Congreso para que el taxi esté regulado a nivel estatal, con una liberalización y un fondo para recomprar las licencias de los taxistas. Ha reprochado en Antena 3 que ni el presidente del Gobierno ni la alcaldesa de Madrid hayan actuado e insta a ayudar al sector “sin limitar la libertad del usuario” para elegir el medio de transporte.

En la misma línea, el secretario general del PP, Teodoro García-Egea, ha tachado de “cobarde” a Pedro Sánchez, por “dividir en 17 legislaciones” la normativa sobre el taxi y las VTC. La portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra, ha respondido que “no es la misma realidad la de Madrid que la de Cataluña o la de Asturias”, y por ello son necesarias las legislaciones autonómicas en este campo.

El PSOE ha calificado de “desagradables” y “retrógadas” las palabras del portavoz de Élite Taxi, Tito Álvarez, en las que hacia referencia por whats app a la orientación sexual del ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska. “Aquí la gente comenta que cómo puede ser que un ministro de izquierdas y según ha declarado él, que es gay, que mande aquí a la policía a reprimir al pueblo”, ha indicado Álvarez.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies