Los estudiantes estadounidenses alzan la voz por el control de armas

Apenas tres minutos tardó el joven Nikolas Cruz en comprar el rifle con el que mató la semana pasada a 17 personas en el Instituto de Parkland, en Florida.

Los mismos tres minutos que han permanecido tumbados ante la Casa Blanca decenas de estudiantes para exigir un mayor control en la venta de armas. Una movilización previa a la marcha sobre Washington convocada el 24 de marzo.

“Tras el tiroteo en el instituto, junto a mi amiga Whitney decidimos que queríamos hacer algo al respecto, los políticos siempre dicen que lo sienten por las víctimas y por sus familias pero no hacen nada, así que como mi amiga creo que se debe hacer alguna cosa”, explica Eleanor Nuechterlein, una estudiante de dieciséis años.

Mientras en los tribunales, segunda audiencia preliminar de Nikolas Cruz, que ha permanecido sin mostrar emoción alguna. El tribunal ha decidido mantener el secreto de una moción presentada por la defensa.

En el terreno político hay algunos tímidos movimientos. Donald Trump parece ahora dispuesto a respaldar un proyecto de ley bipartidista para aumentar la eficacia de la base de datos del Sistema Nacional Instantáneo de Verificación de Antecedentes Criminales (NCIS).

Todo mientras los funerales de las víctimas continúan. Alaina Petty y Luke Hoyer de 14 y 15 años, respectivamente, han recibido su último homenaje.

Tammy Leitner, NBC euronews:

Hace una semana los estudiantes de este instituto hacían su vida normal, sus exámenes, estaban pendientes de quedar para salir, de los próximos acontecimientos deportivos. Muchos, ahora, son fervientes defensores del control de armas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: