Las defensas de los presos soberanistas emplazan a la Fiscalía a revisar la rebelión y el encarcelamiento

Las defensas de los nueve líderes independentistas presos han emplazado en bloque a la Fiscalía a revisar la imputación por rebelión y el encarcelamiento preventivo, ante el “nuevo contexto” a raíz de los cambios en la cúpula del ministerio público y la resolución de la justicia alemana sobre el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

Los abogados de los nueve investigados por el procés que están en prisión preventiva han explicado en rueda de prensa que solicitarán a la sala de lo penal del Tribunal Supremo que excarcele a los encausados, después de que el jueves la Jsticia alemana descartase la acusación por rebelión y aceptase extraditar al expresidente Carles Puigdemont sólo por malversación.

Andreu Van Den Eynde, abogado del exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras, ha apelado directamente a la Fiscalía, “ante el nuevo contexto” que se abre con los cambios en su cúpula, y le ha recordado que tiene una “oportunidad” para revertir el “desprestigio que se producirá si se mantiene esa situación desproporcionada”: es un “win win”, ha añadido el letrado.
“Un buen momento” para dar un giro

En la misma línea se ha expresado la consellera de Presidencia y portavoz del Govern catalán, Elsa Artadi, que ha indicado que es un “buen momento” para que la Fiscalía aproveche la “oportunidad” para dar un “giro” en su postura hacia los encausados.

En una entrevista con Efe, Artadi ha destacado que la decisión del tribunal alemán es una “desacreditación” de la instrucción dirigida por el juez del Supremo Pablo Llarena y, a la vez un momento para replantearse la situación. “Todo el mundo que vive en Cataluña sabe que no hubo rebelión”, ha remarcado, mientras ha insistido en que “los presos políticos son más presos políticos que nunca y es más injusto que nunca que estén encarcelados”.

Precisamente, este viernes el Tribunal Supremo, a través de un correo certificado, ha notificado al presidente del Parlament, Roger Torrent, la resolución del juez Llarena que suspende a los seis diputados acusados de rebelión, según han confirmado a la agencia Efe fuentes parlamentarias.
Puigdemont alega que la última palabra la tiene el Parlament

Mientras, el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha pedido al Supremo que anule la decisión del juez Llarena de suspenderle de sus cargos públicos, ya que entiende que no se da ninguno de los requisitos para ello y que la última palabra correspondería al Parlament.

En un recurso, al que ha tenido acceso Efe, el abogado de Puigdemont, Jaume Alonso-Cuevillas, insta a la sala penal del alto tribunal a anular la suspensión para función y cargo público acordada para su cliente por parte del juez Llarena en aplicación del artículo 384 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

El escrito alega que la suspensión no cumple “ninguno de los requisitos” establecidos en la ley, ya que Puigdemont, que mantiene su acta de diputado autonómico, no está en prisión preventiva ni ha sido procesado por un delito relacionado con bandas armadas o individuos terroristas o rebeldes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *