La venta de hipotecas, en el aire mientras los bancos alegan ‘fallos técnicos’ para no concederlas online (El Mundo)

Los principales bancos españoles suspenden su oferta de hipotecas en sus web
Los bancos y sus clientes, los notarios, las consejerías autonómicas de Hacienda, los juzgados… El giro inesperado del Tribunal Supremo al asignar a las entidades la carga fiscal sobre el impuesto de actos jurídicos documentados (AJD) de las hipotecas y dejar en el aire su retroactividad ha llevado la confusión a todos los implicados.

El efecto más inmediato se produjo en la comercialización de hipotecas. La red de oficinas debía cambiar las condiciones de los contratos asumiendo el cargo de los AJD pero con una instrucción clara (que no existía) sobre cómo compensarlo. Las páginas web de algunas entidades como BBVA suspendieron la información con el cartel de «servicio temporalmente no disponible». La firma de hipotecas agendadas para este viernes también se vio afectada. Los notarios se vieron obligados a hacer constar ante los clientes la nueva doctrina y contrastarla con los contratos, donde no figuraba. En juego, un coste medio de 2.000 euros que ahora corresponde al banco, pero que requiere ser autorizado por los servicios jurídicos de las entidades. Como consecuencia se impuso un aplazamiento de la firma, si bien también se dieron casos en los que los clientes lo asumieron renunciando ante el notario a reclamar después al banco, según indicaron este viernes las propias entidades.El sector bancario español se juega una factura de 6.300 millones de euros en el peor de los escenarios: el de que la sentencia del Supremo tenga carácter retroactivo y deban devolver lo que el tribunal ha indicado que les corresponde pagar. Según los analistas del banco de inversión Goldman Sachs, CaixaBank sería la entidad más afectada por tener la mayor cartera hipotecaria, seguida de BBVA, Bankia y Santander, todos ellos por encima de 1.000 millones de euros. De confirmarse el sentido de la sentencia y su carácter retroactivo en las próximas semanas, las entidades estarían obligadas a realizar fuertes provisiones sobre sus beneficios para afrontar pagos. Éste es el motivo por el que el sector se dejó 5.000 millones de euros en Bolsa el pasado jueves.

En las sedes de los bancos las alusiones a la inseguridad jurídica de su negocio en España suben de tono. Confían, sin embargo, en que el replanteamiento de la sentencia por parte del Supremo les liberará de responsabilidades pasadas. Primero, porque quien cobra el impuesto son las haciendas autonómicas, que en todo caso deberán reclamárselo después a ellas.Su planteamiento es además que el Alto Tribunal ratificará que la carga fiscal de los AJD corresponde a los bancos, si bien cerrará la puerta a las reclamaciones, al aclarar que la responsabilidad se produce desde el momento de la sentencia en adelante al no tratarse de una cláusula abusiva. En cualquier caso, el nuevo coste que asuman los bancos será trasladado al cliente en la hipoteca bien a través de una comisión, bien a través de una subida en el diferencial sobre el tipo del crédito.

‘No hay hipotecas’Uno de los mayores efectos del cambio del Supremo se vio en las web de los bancos españoles que componen el Ibex 35 que colgaron el cartel de ‘no hay hipotecas’.”La página solicitada no se encuentra disponible temporalmente”, “Disculpa, en estos momentos tenemos un problema técnico”, “servicio temporalmente no disponible” o “no se ha encontrado la página web solicitada”, son algunos de los mensajes que saltan en la pantalla del ordenador al intentar contratar un préstamos hipotecario en las webs corporativas de las principales entidades financieras españolas.Aunque estos mensajes corresponden a las páginas web de Bankia, Bankinter, BBVA y CaixaBank, respectivamente, ninguna de las cinco entidades que componen el Ibex 35 permite a sus (potenciales) clientes la opción de solicitar una nueva hipoteca. En el caso de Banco Santander, al intentar solicitar un crédito hipotecario, la entidad muestra ofertas de otros productos financieros, como un seguro de vida o promociones de tarjetas, pero no hipotecas. Solamente Banco Sabadell permite rellenar un cuestionario con datos personales y detalles del crédito a solicitar. Al terminarlo, la entidad asegura que enviará al cliente un email concertando una cita, que no termina de llegar.Por ahora, estos están siendo los primeros pasos de los bancos españoles mientras el Supremo que analizará la sentencia que podría obligar a la banca a devolver alrededor de 6.500 millones de euros en concepto de reclamaciones.Las entidades reclamaban ayer, a través de un comunicado conjunto de la AEB, la CECA y la Unacc, “una mayor seguridad jurídica y unas reglas claras y predecibles para el mercado hipotecario, caracterizado por unos tipos de interés competitivos y unos plazos largos, que han permitido el acceso a la vivienda en propiedad a un amplio espectro de población”. Mientras, cada vez son más las voces que especulan sobre cómo los bancos acabarían repercutiendo en los nuevos clientes parte de los costes a través de una posible subida en algunas comisiones de las hipotecas concedidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *