La diplomacia internacional decide llevar una misión técnica a Venezuela

Mientras llegan los camiones a la frontera colombiana para distribuir la ayuda humanitaria en Venezuela, se ha celebrado en Uruguay la primera reunión del Grupo de Contacto sobre Venezuela, donde han participado ocho países de la UE y cinco latinoamericanos. La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, ha insistido en que ha llegado la hora de sumar fuerzas. La crisis ha advertido pone en “riesgo” la estabilidad no solo América Latina sino todo el mundo. Tras el encuentro han decidido que para facilitar la llegada de la ayuda humanitaria y garantizar que se celebren pronto unas elecciones libres y creibles, el Grupo de Contacto internacional enviará una misión técnica al país.

En las calles el chavismo mantiene su pulso. Miles de personas se han manifestado en Caracas en contra de la intervención de Estados Unidos en Venezuela
Moscú desconfía del Grupo de Contacto

La idea de un grupo de contacto para Venezuela impulsado por Europa, una iniciativa posterior a la del llamado Grupo de Lima, no es del agrado de Rusia, uno de los pocos aliados exteriores que conserva el chavismo. El ministro ruso de Exteriores, Serguei Lavrov, criticó hace unos días la iniciativa por excluyente (no están ni Rusia, ni China, ni Cuba, países “amigos” de Nicolás Maduro) y por provenir de estados que se habían sumado a la decisión de Washington de reconocer a Juan Guaidó como presidente de Venezuela.

Mientras tanto, en la frontera con Colombia sigue bloqueado el cruce fronterizo por el que debía pasar la ayuda humanitaria enviada por Occidente. Moscú, como Caracas, teme que esa ayuda humanitaria no sea más que un pretexto para invadir el país.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies