La crecida del Ebro mantiene en tensa calma a Aragón ante el riesgo de inundaciones


La crecida del río Ebro por el deshielo y las fuertes lluvias mantiene en alerta a Aragón después de provocar inundaciones en Navarra y causar pequeños daños en La Rioja. La avenida es extraordinaria y similar a la que se registró hace tres años, en febrero-marzo de 2015, o a la de febrero de 2003, según han señalado fuentes del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

El pico de la avenida ha alcanzado este viernes por la tarde la zona de Tudela, en Navarra, donde ha inundado calles del casco antiguo. Se espera que en la madrugada del sábado llegue a Aragón mientras que la crecida tendrá su punta en Zaragoza este domingo.

Protección Civil ha activado el Plan Estatal de Inundaciones en fase de preemergencia y el Comité Estatal de Coordinación ante el riesgo de inundaciones en fase de prealerta, mientras que la Unidad Militar de Emergencias (UME) está desplegada en la zona.

Por el momento, se ha descartado evacuar los municipios de la Ribera Alta del Ebro, según informa TVE, aunque algunas personas dependientes y con movilidad reducida han sido ya desplazadas a zonas fuera de peligro.
Aragón aguarda en tensa calma el avance del Ebro

Aragón aguarda así en tensa calma la avenida extraordinaria del Ebro. Las crecidas se han cobrado ya una víctima mortal, la de un pastor de 37 años de Cobos, en Zaragoza, que fue arrastrado este jueves por las aguas del río Grío, afluente del Jalón, afluente a su vez del Ebro.

Un efectivo de 600 miembros de la UME, de la Guardia Civil y la Policía Nacional forman el dispositivo de seguridad y prevención que el Gobierno ha desplegado en Aragón ante la previsión de la crecida.

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha anunciado esta tarde que, tras escuchar el criterio de los técnicos de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) y de los alcaldes de municipios ribereños, no será necesario desalojar las localidades aragonesas ante la llegada de la punta de la crecida extraordinaria del río Ebro.

“Acabamos de saber que por Tudela el río ha pasado con 25 o 30 centímetros por debajo de lo que lo hizo en 2015”, por lo que “una vez visto el criterio de los técnicos y de los alcaldes, se ha decidido no desalojar ninguno de los cuatro municipios que estaban en riesgo -Boquiñeni, Pradilla, Alcalá y Cabañas de Ebro-“, ha indicado según recoge Europa Press.

Las afectaciones de la crecida también se han notado en Zaragoza, donde el río alcanzaba una altura de 4,9 metros y un caudal de 1.805,60 metros cúbicos por segundo a las ocho de la tarde, según los datos de la Confederación Hidrográfica del Ebro. El valor máximo alcanzado el año pasado fue de 3,75 metros y 1.236 m3/s.

Los bomberos de la capital aragonesa han pedido a los ciudadanos que vacíen los trasteros, bajos y garajes porque la crecida será parecida a la de hace tres años. “Que tengan como referencia la riada de 2015”, han enfatizado desde el cuerpo, según recoge Europa Press. El Ayuntamiento de Zaragoza ha decidido cerrar ya el Parque del Agua y el Museo del Foro Romano de la plaza del Pilar, y suspender el espectáculo “The Hole Zero”, el mercado ambulante del barrio de la Almozara y la maratón de este domingo.
Rotura de un dique de contención en Castejón

En Navarra, el Gobierno foral mantiene la situación de emergencia por inundaciones, en fase I, y pide especial precaución a la ciudadanía en la zona de la Ribera, en donde está centrando los esfuerzos.

El pico máximo de la crecida ya ha pasado esta tarde por Tudela con menos intensidad de la esperada, según informa TVE, por la rotura en Castejón, de una mota o dique de contención, que ha hecho que el agua anegue las riberas del Ebro a su paso por esta localidad, laminando la avenida y haciendo que su avance sea más lento.

En Castejón, el Ebro ha alcanzado una altura de 7,77 metros, un centímetro menos que la altura que registró en 2015, y ha acumulado un caudal de 2.800 metros cúbicos por segundo, según ha subrayado su alcalde.

En una nota, el Gobierno de Navarra ha informado de que se prevé que todas las carreteras secundarias cercanas al Ebro aguas abajo de Tudela queden afectadas o cortadas, por lo que Protección Civil recomienda no utilizar el coche.
Pequeños daños en La Rioja

El río Ebro a su paso por La Rioja ha empezado desde la mañana de este viernes a descender de caudal causando solo daños de pequeña consideración, como en la ciudad de Alfaro, donde se ha producido el derrumbe de parte de un muro de contención.

En Logroño, por otro lado, también ha bajado el caudal de agua del Ebro en las últimas horas sin causar daños, según han informado a Efe el Ayuntamiento de la capital riojana.

El Ebro tenía a primera hora de este viernes, a su paso por Logroño, un caudal de 790 hectómetros cúbicos por segundo y alcanzaba una altura de 3,6 metros; y a las 14:00 horas estaba en 658 y 3,19 metros, respectivamente, según la información de aforo de la Confederación Hidrográfica del Ebro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: