La autopsia confirma que el niño fue estrangulado

Conmoción en España mientras prosigue la investigación por el trágico desenlace de la desaparición de Gabriel, un niño de 8 años hallado muerto tras casi dos semanas de angustiosa búsqueda en el municipio almeriense de Níjar.

El cadáver de Gabriel Cruz fue hallado por las fuerzas de seguridad en el maletero del coche de la única arrestada por estos hechos. Ana Julia Quezada, una mujer de origen dominicano actual pareja del padre del niño y que estuvo colaborando estrechamente con el resto de la familia para su localización.

La policía investiga sobre los años en los Ana Julia Quezada residió en Burgos pues su hija de cuatro años murió tras caer por una ventana en 1996. Los agentes recaban la mayor información sobre su paso por esta ciudad, donde reside una hija suya de 24 años, que tras conocer la implicación de su madre en el crimen ingresó ayer en un hospital de Burgos con una crisis de ansiedad.

Según ha desvelado la autopsia, el niño murió estrangulado el mismo día de su desaparición.

Era el 27 de febrero cuando salió de casa de su abuela para dirigirse a la de unos familiares, situada a escasos metros en la pedanía de Las Hortichuelas.

En las labores de búsqueda participaron más de 2.600 voluntarios y casi 1.500 profesionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: