Italia amenaza con llevar a Libia a los 177 migrantes rescatados por un barco italiano si la UE no les busca puerto

Nuevo pulso de Italia a cuenta de un barco que espera atracar con migrantes a bordo rescatados en el mar Mediterráneo. La novedad en este caso es que niega sus puertos a una embarcación de la Guardia Costera de su país -que actualmente se encuentra a pocas millas de la isla de Lampedusa- y solicita que sea Malta la que abra sus puertos. La isla ya ha rechazado este extremo, motivo por el que Roma ha exigido a la Unión Europea que intervenga amenazando con llevar a los inmigrantes a Libia si no “ayuda” al país transalpino.

Los hechos se remontan al pasado jueves, cuando el barco Diciotti se hizo cargo de las 177 personas rescatadas -entre ellas seis mujeres y 34 menores- por otras dos embarcaciones italianas de la Capitanía de Puerto cuando se encontraban en dificultades en aguas de Malta. Tras el rescate, 13 personas tuvieron que ser evacuadas a la isla italiana de Lampedusa debido a problemas de salud.

Desde entonces, el Gobierno italiano ha pedido al maltés que abra sus puertos al Diciotti, al que ha negado un puerto a pesar de ser un buque transalpino. El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, ha afirmado en numerosas ocasiones que tendría que ser Malta quien se ocupase de estos inmigrantes. Este domingo, el líder ultraderechista ha ido un paso más allá.

“O Europa decide seriamente que tiene que ayudar a Italia, comenzando por los inmigrantes en la (patrullera) Diciotti o nos veremos obligados a hacer algo que acabará definitivamente con el negocio de los traficantes. Es decir, acompañar a un puerto libio a las personas recuperadas en el mar”, ha anunciado en unas declaraciones enviadas a los medios de comunicación.
Malta se niega a abrir sus puertos y acusa a Italia

El Ejecutivo de Malta siempre se ha negado a acoger al barco. De hecho, el ministro del Interior maltés, Michael Farrugia, ha acusado este domingo en la red social Twitter a Italia de haber interceptado a los inmigrantes en aguas maltesas “pero solo para impedirles entrar en aguas italianas” ya que no pidieron auxilio.

“La única solución es que el barco desembarque en Lampedusa o en otro puerto italiano. Si Italia quiere tratar esta interceptación como un salvamento pues Lampedusa es el lugar más cercano según las convenciones”, ha agregado Farrugia.

El caso del Diciotti “demuestra que Italia no se echa atrás a la hora de salvar vidas humanas”, ha afirmado el ministro de Infraestructuras de Italia, Danilo Toninelli, quien ha acusado a Malta de un comportamiento “incalificable” y ha afirmado que el país mediterráneo merece sanciones.

“La UE debe dar un paso adelante y abrir sus propios puertos a la solidaridad; si no, no tiene motivos para existir”, ha agregado el ministro italiano en su cuenta en Twitter.

Ante este nuevo pulso entre Malta e Italia, se espera que se pueda volver a adoptar la solución de una reubicación de los inmigrantes en varios países europeos como ya ocurrió con el barco Aquarius de las ONG SOS Méditerranée y Médicos sin Fronteras con 141 inmigrantes que atracó en Malta tras esperar cinco días. Desde este sábado, el ministro de Exteriores de Italia, Enzo Moavero Milanesi, ha comenzado a contactar a los países europeos para solucionar el caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *