Holanda espera cerrar dos décadas de dudas sobre el asesinato del pequeño Nicky

Las autoridades holandesas ofrecieron detalles de la detención en España del único sospechoso del asesinato en 1998 del niño de 11 años Nicky Verstappen, con la esperanza de poder arrojar finalmente algo de luz sobre un suceso lleno de preguntas que conmocionó a Holanda hace dos décadas.
 
“Teníamos en cuenta que el sospechoso se movería y que no viajaría en avión porque sería descubierto. El destino de Jos B. podría ser España o Portugal, pero eso también nos complicó más las cosas: el área de búsqueda era muy amplia”, dijo hoy la jefa de la Policía de Limburgo, Ingrid Schäfer-Poels.
Las pistas que situaron a España como posible destino salieron de su propio ordenador, porque el sospechoso buscó en internet “pueblos españoles” a los que poder trasladarse desde su último lugar de residencia conocido, la localidad francesa de Sainte Marie aux Mines.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *