Final Mundial sub-20 femenino, España-Japón: Las Chicas hacen história (1-3)

La selección española ha caído en la final del Mundial sub-20 ante Japón por 1-3 y se marcha de Francia como subcampeonas del mundo. Las de Pedro López dominaron en la primera parte, pero se encontraron con un gol en contra al filo del descanso y dos tantos más en la segunda mitad. Candela Andújar marcó el gol del honor para un equipo que hizo historia para el fútbol femenino español.

No pudo ser. La selección española cayó ante Japón en la final del Mundial sub-20 y se quedó a las puertas del primer título mundial de su historia. La derrota llegó ante el mismo rival que nos arrebató la gloria hace cuatro años, en Costa Rica, alzándose como el mejor equipo del planeta en todas las categorías.

España dominó con claridad en la primera mitad. Sin Aitana (ausencia inmerecida que resultó decisiva) las de Pedro López hicieron del balón su mejor amigo, y las llegadas solo tuvieron color rojo. Patri Guijarro bombardeó la portería con llegadas desde atrás, tanto por tierra como por aire. Los tiros de Maite Oroz y Eva Navarro fueron repelidas por Hannah, probablemente la mejor japonesa en los primeros 45 minutos.

Sin embargo, cuando mejor estaba España, un contraataque acabó en la frontal, donde Miyazawa obtuvo el espacio suficiente para acomodar el disparo y marcar un golazo imposible para Cata Coll. Japón quiso hurgar más en la herida y estuvo a punto de marcharse a vestuarios con 2-0 en el marcador. Coll, esta vez sí, desvió a córner con una gran intervención.

Sin embargo, las niponas tenían reservado su mejor fútbol para la segunda parte, y asestaron dos golpes definitivos en apenas dos minutos. El primero, en un grave error de la defensa española. El segundo, en un contraataque. Con la épica que le ha caracterizado durante todo el torneo, la Rojita sacó fuerzas de flaqueza y logró recortar distancias por medio de Candela Andújar. Solo un minuto después pudo meterse en el partido con un tiro de Claudia Pina que se estrelló en el larguero.

Al final, con España partida, sin mediocampo y sin revulsivos de peso en el banquillo (unas molestias impidieron jugar a Lucía García) se vio desbordada en defensa e incapaz de hacer daño en ataque a una buena defensa nipona. España se marcha de Francia envuelta en lágrimas, sabiendo que se ha podido escapar una oportunidad única. Sin embargo, toca levantar la cabeza. El futuro del fútbol femenino español disfruta de una salud inmejorable y en este torneo (en todos, para qué engañarnos) consiguen hacernos soñar. Orgullosos de vosotras.

Sin embargo, cuando mejor estaba España, un contraataque acabó en la frontal, donde Miyazawa obtuvo el espacio suficiente para acomodar el disparo y marcar un golazo imposible para Cata Coll. Japón quiso hurgar más en la herida y estuvo a punto de marcharse a vestuarios con 2-0 en el marcador. Coll, esta vez sí, desvió a córner con una gran intervención.

Sin embargo, las niponas tenían reservado su mejor fútbol para la segunda parte, y asestaron dos golpes definitivos en apenas dos minutos. El primero, en un grave error de la defensa española. El segundo, en un contraataque. Con la épica que le ha caracterizado durante todo el torneo, la Rojita sacó fuerzas de flaqueza y logró recortar distancias por medio de Candela Andújar. Solo un minuto después pudo meterse en el partido con un tiro de Claudia Pina que se estrelló en el larguero.

Al final, con España partida, sin mediocampo y sin revulsivos de peso en el banquillo (unas molestias impidieron jugar a Lucía García) se vio desbordada en defensa e incapaz de hacer daño en ataque a una buena defensa nipona. España se marcha de Francia envuelta en lágrimas, sabiendo que se ha podido escapar una oportunidad única. Sin embargo, toca levantar la cabeza. El futuro del fútbol femenino español disfruta de una salud inmejorable y en este torneo (en todos, para qué engañarnos) consiguen hacernos soñar. Orgullosos de vosotras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *