El presunto autor del crimen de Susqueda: “No he hecho nada. Lo juro por Dios”

El detenido como presunto autor del doble crimen del pantano de Susqueda (Girona) ha asegurado este martes que no es culpable de los hechos por los que es investigado: “No he hecho nada. No es verdad. Lo juro por Dios”. “Me están queriendo colocar un muerto que yo no he matado”, ha dicho también a gritos al entrar en uno de los domicilios de Anglès (Girona) que frecuentaba. En los registros que los Mossos d’Esquadra están efectuando, han hallado una pistola.

Los Mossos detuvieron el lunes por la mañana a Jordi Magentí G., de 60 años y vecino de Anglès (Girona), por las muertes de Paula M.P. y Marc H.L. y no tienen “ninguna duda de la autoría” aunque su condición ahora es de presunto autor, aseguraron en declaraciones a los medios.

En agosto de 2017, desaparecieron dos jóvenes de Cabrils y Arenys de Munt (Barcelona), de 23 y 21 años, cuando habían ido a practicar kayak al pantano de Susqueda, y fueron hallados muertos en el mismo lugar un mes después.

El detenido por este crimen ya fue condenado a 15 años de prisión por la Audiencia de Girona el año 2000 por asesinar a su exmujer y fue puesto en libertad tras pasar unos 12 años encarcelado.
Buscan el arma del crimen y analizan un todoterreno

El todoterreno que supuestamente conducía aquel día Magentí ha sido trasladado a la comisaría de los Mossos de Santa Coloma de Farners para que la policía científica lo analice en busca de pruebas.

Según fuentes de la investigación, ese vehículo es el que algunos testigos sitúan en la zona del pantano donde se encontraban las víctimas para practicar kayak y donde más tarde aparecieron los cuerpos de los jóvenes Paula M.P. y Marc H.L.

En los registros en las viviendas que frecuentaba el detenido, los Mossos han hallado una pistola, aunque no lo consideran por ahora un hallazgo clave, a la espera de que las pruebas determinen si pudo ser usada en el doble asesinato. Las víctimas recibieron impactos de bala compatibles con un calibre de nueve milímetros.

Los Mossos d’Esquadra, que el lunes registraron la casa de la madre del acusado, han inspeccionado este martes la vivienda de su tío, al que el sospechoso cuidaba, donde han rastreado un pequeño huerto y un cobertizo con detectores de metales en búsqueda del arma de fuego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: