El juez Llarena rechaza la entrega de Puigdemont sólo por malversación y considera que los jueces han anticipado el enjuiciamiento.

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena rechaza la entrega de Carles Puigdemont solo por el delito de malversación y retira la euroorden dictada contra el expresidente catalán y el resto de los huidos. Llarena considera que el Tribunal de Schleswig-Holstein ha minado su capacidad como instructor y prefiere conservar íntegras su capacidad de enjuiciamiento, pero descarta llevar la actuación alemana al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) para que se pronuncie sobre ella.

En un auto notificado este jueves, Llarena destaca “la falta de compromiso” del tribunal alemán con unos hechos “que podrían haber quebrantado el orden constitucional español”, y estima que con su decisión los jueces alemanes han anticipado un enjuiciamiento para el que no tienen competencias, sin sujetarse ni a los preceptos de la decisión marco sobre la Orden de Detención Europea, ni a la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, ni al manual sobre la euroorden elaborado por la Comisión Europea. Llarena ha decidido además retirar las órdenes europeas e internacionales de detención dictadas contra Puigdemont, así como las de Antonio Comin, Luis Puig, Meritxell Serret, Clara Ponsatí y Marta Rovira.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies