El Banco de España advierte de que la incertidumbre en Cataluña “podría afectar a su normalización económica”

El Banco de España ha advertido en relación con las tensiones políticas en Cataluña de que “la incertidumbre que persiste sobre el devenir de la actual legislatura”, tras las elecciones autonómicas de diciembre pasado, “podría afectar al proceso de normalización de la situación económica” en esta comunidad autónoma.

La institución señala que la situación política en Cataluña continúa constituyendo “uno de los principales elementos de riesgo doméstico para la evolución futura de la economía española en su conjunto” y de esa región en particular, si bien la escalada de tensiones que alcanzó su cima con el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 y los sucesos posteriores, tendieron a remitir desde noviembre.

En este contexto, revela que los indicadores económicos de los últimos meses del pasado año y de la primera parte de 2018 reflejan que la economía catalana se habría desacelerado “en mayor medida” que el resto de las comunidades autónomas de mayor tamaño, frente al mayor dinamismo registrado en la primera parte de 2017.

Ajuste a la baja de pensiones si no crecen los ingresos
El Banco de España considera que si los ingresos del sistema de la Seguridad Social no crecen muy significativamente será imposible mantener las tasas de sustitución actuales de las pensiones públicas (importe de la pensión respecto al último salario), cuyo descenso podría llegar a 20 puntos en 2060.

En su Informe Anual de 2017, la entidad señala el envejecimiento de la población como el mayor reto para la sostenibilidad de las finanzas públicas, ya que las pensiones, la sanidad y los cuidados de larga duración generarán un incremento del gasto publico en las próximas tres décadas de hasta 3,5 puntos del PIB. A juicio del Banco de España, la reforma de las pensiones de 2013 facilitará la reducción del déficit de la Seguridad Social y contrarrestará significativamente el aumento de la tasa de dependencia a largo plazo.

Hay margen para aumentar el IVA y los impuestos especiales

El Banco de España considera que existe margen para considerar una “revisión y definición” de la cesta de impuestos que favorezca el crecimiento potencial y que palíe la menor recaudación de IVA e impuestos especiales de España respecto a la media de la UE.

La entidad pone de manifiesto que España cuenta con un menor peso sobre el PIB de la imposición al consumo que la media europea, lo que se manifiesta tanto en los ingresos por IVA como por impuestos especiales, en particular medioambientales.

Además, señala que el sistema impositivo español cuenta con un nivel de beneficios fiscales elevado, lo que deriva de la existencia de numerosas exenciones, deducciones y tipos especiales reducidos que tienden a generar pérdidas de recaudación y “posibles distorsiones sobre la eficiencia y la equidad”.

Prevé un crecimiento potencial de la economía española inferior al 1,5% a medio plazo

El Banco de España considera que la economía española proyecta a futuro un crecimiento potencial “relativamente modesto”, con unos niveles por debajo del 1,5% a medio plazo, advierte de que presenta un grado “notable” de vulnerabilidad ante posibles perturbaciones y cuestiona el cumplimiento estricto del grado de reducción exigido del déficit público estructural.

El crecimiento potencial de la economía española, que mide su capacidad de crecer de modo sostenible y equilibrado a medio plazo, se sitúa, de acuerdo con las estimaciones disponibles, en niveles por debajo del 1,5%, cercano al de la UE, pero inferior al de otros países desarrollados, como Estados Unidos.

Las últimas previsiones del Gobierno apuntan a un crecimiento del 2,7% este año y un alza del PIB próximo al 2,5% en los siguientes ejercicios (2,4% en 2019 y 2,3% en 2020 y 2021).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: